1.La Vid Verdadera 2. Permanacer 3.Nos hace fructuosos

Back to Message Archive

1.La vid verdadera 2.Permanacer,3.Nos hace fructuosos
Juan 15:1-8

“Yo soy la vid, y mi Padre es el labrador”.

Tema: Jesus es la vid verdadera, donde necesitamos permanecer.

Meta: Que por su Gracia y a travez de Su Palabra, Dios nos ilumine para permanecer en la “VID VERDADERA” por la cual tenemos vida.

Otro Textos: Hechos; 1 Juan 4:1-11

INTRODUCTION: Jesús usa lenguaje imaginario;

**Iglesia = Novia, Jesús = Novio

**Iglesia = Su Cuerpo, Jesús = La Cabeza

**Jesús = El Buen Pastor, Nosotros = Ovejas

Somos ovejas de su rebaño por la cual el da su vida.

Hoy escuchamos de Jesús el viñador, del cual somos sus pámpanos. El mensaje sigue igual; un mensaje hermosos y lleno de gracia. Las palabras son muy importantes y hoy nos enfocamos en la palabra “Verdad”.

I. Nuestra “Verdadera” viña y nuestro Verdadero Labrador,(Un sentido Verdadero/ Lo que es Verdadero).

  • Convirtió agua en vino. (Juan 2:1-11)
  • No podemos mas que ser traídos a una comparación de lo que el mundo / hombre ofrece y lo que Dios provee.
  • Nos trae a considerar los efectos de ambas disposiciones cuando consideramos un poco más, (vino = espíritu)

     a. En Jesus hay realidad “verdad” es Único.
            -  Origen/contexto del simbolismo de una vid.
               Antiguo Testamento se refiere a Israel como una vid que Dios plantó.
               Salmo 80:8-9; Hosea 10:1; Isaias 5:1; Jeremias 2:21.
               Jesús es la verdad, la vid verdadera, esto es algo que Israel tenia que reconocer.

            -  Jesús no es un imitación barata.

            -  En Jesús hay una disposición real para una necesidad real.

     b.Como un pampano que necesitamos.

          1. Nutrición /Vida

  •   Dependemos de la vid
  •   Dependemos del viñador

          2. Como creación necesitamos el perdón de los pecados que conducen a la muerte.

          3. La belleza de nuestra fe es la veracidad / realidad, no sólo de nuestra necesidad,
              sino de lo que Dios provee.            

  • La importancia de la exactitud/realidad del perdón en la Confesión y la Absolución.
  •  La importancia de la veracidad/realidad en palabras como cuando comulgamos “ es Verdadero Cuerpo”, “Verdadera Sangre”…..
  • La importancia de la verdad/realidad de lo que ofrece el Bautismo. En el Bautismo la importancia nunca es lo que tú puedes hacer, pero lo que Dios promete y verdaderamente hace por sus hijos y a través de su Pacto Bautismal.

II. Como un pampano estamos llamados a permanecer.  

     a. Permanecer no es tanto una acción sino una condición.

         1. El malentendido de nosotros mismos como un pampano.

  • No hay nada que hacer / nada podemos hacer
  • Más bien queremos ser la vid.
  • Mas bien queremos ser el labrador.
  • Pero sólo somos capaces de proporcionar una barata y temporal imitación.

     b. La importancia de la verdad.

  • Su Palabra es Verdad/ no podemos añadir nada / ni hacer nada solo acercarnos y ser sumisos.
  •  En la Confesión y la Absolución = hay verdadero perdón = no podemos hacer nada solamente en nuestra relación, como un pampano a una vid, recibirlo.
  • En el bautismo = hay salvación no porque hemos llegado a una edad en la que podemos confesar / proclamar nuestra fe, o recibir o aceptar a Jesús o decider ser sus discípulos sino, porque es a través de agua conectada a poder de su Palabra que encontramos verdadera limpieza, verdadero perdón, verdadera providencia para verdaderas necesidades, *** como un pamapano no puede hacer nada pero en su conexión con el Cristo reciben ese alimento , esa vida...
  • En la Santa cena, hay verdadero cuerpo, verdadera sangre, verdadero perdón... Hay un significado en la forma en que comulgamos. Usted es invitado, después recibe, cuando usted recibe, usted es perdonado. Como pampanos nosotros no podemos tomar, hacer nuestro o demandar. Todo lo que podemos hacer es esperar a nuestra vid verdadera. Esperar lo que Dios y sólo Dios pueden darnos.

III. En dependencia/ conectados a la Vid Verdadera / Verdadero Labrador

  •  como sus pampanos llevamos frutos verdaderos.

Mi alegría durante nuestro último evento comunitario cuando vi a un buen número de voluntarios fue ciertamente que no tendría que trabajar solo, pero aún mayor fui bendecido porque a través de cada uno de ellos vimos la fidelidad de Dios que produce fruto abundante.

-Cuando se haya completado el trabajo en este edificio habrá un testimonio permanente del trabajo de los Dios en nosotros.

Que nuestro Padre Celestial (El Labrador) Nuestro Senor Jesucristo ( La Vid Verdadera) y el poder del Espiritu Santo nos sostenga dando fruto para la Gloria de Dios. Amen.